La construcción en tierra debe ser repensada en la contemporaneidad, logrando desmontar discursos que han llevado a la desinformación y al desconocimiento. La formación académica en arquitectura debería revisar y dar lugar a este tipo de construcción desarmando la idea de belleza formal solo en la arquitectura que la modernidad ha implantando. Es necesario explorar las diversas experimentaciones formales que puede aportar la construcción en adobe. Es necesario seguir pensando, seguir buscando, seguir probando y seguir difundiendo.

Creo que este tipo de construcción puede ampliarse y crecer a futuro, sobre todo en zonas donde las lógicas inmobiliarias no estén tan presentes y pueda generarse un contacto más fluido con la tierra