Hay una tendencia en este tiempo, cada vez más intensa, de inclinarse a un estilo de vida más consciente de vivir más conectado/a a nuestra escencia. Basado en la armonía. Con cuidado y respeto a nuestro entorno y a nosotros mismos.